tarta de galletas o de la abuela

Cómo hacer tarta de galletas o de la abuela. Receta fácil y sin horno

Ingredientes

  • 60 ud. galletas rectangulares
  • 120 ml. leche entera para mojar las galletas en el montaje final
  • Para la crema pastelera: 500 ml. de leche entera
  • 4 yemas de huevo (solo las yemas del huevo)
  • 60 g. de harina, almidón o fécula de maíz (tipo Maizena)
  • 100 g. de azúcar
  • 1 palito de canela
  • La piel de naranja y de un limón
  • Para la crema de chocolate: 200 g. de chocolate con leche
  • 50 g. de mantequilla
  • 50 g. de nata líquida o crema de leche 35% M.G.
  • Para adornar la tarta de galletas (opcional): Podemos añadir virutas de chocolate negro, con leche o blanco. Lo dejo a la imaginación de los más pequeños de casa.

Cómo hacer una tarta de galletas o de la abuela

Seguro que a muchos os pasará como a nosotros, y asociáis los recuerdos de vuestros cumples infantiles con la receta que hoy os traemos.

La clásica tarta de la abuela, la tarta de galletas, crema pastelera y chocolate de toda la vida. Seguramente porque se trata de una de las recetas de postre más sencillas de preparar y a la vez más ricas. De niños esta tarta era casi obligatoria en cualquier fiesta infantil que se preciara.

El caso es que se trata de una tarta sencillísima que cualquiera puede hacer en casa. El trabajo es mínimo a pesar de llevar varias preparaciones. Por un lado tenemos la crema pastelera que podemos hacerla casera al modo tradicional.

Por otro lado la crema de chocolate, que no tiene más complicación que derretir en un cazo el choco troceado con un poco de nata, añadirle mantequilla y dejar que se temple. Como veis se trata de un postre fácil de preparar y que además cunde bastante, perfecto para cumples multitudinarios de pequeños y mayores.

En el blog somos fans de tartas originales, tenemos incluso una versión increíblemente fácil de la tarta de queso y una tarta de fresas para enamorar, literalmente hablando. Elegid la que más os guste

Preparación de la crema pastelera

  1. Comenzamos preparando la crema pastelera. Para ello, en una taza, diluimos la fécula de maíz con 2 o 3 cucharas de leche y reservamos.
  2. En un cazo calentamos el resto de la leche con las pieles de naranja y limón y el palito de canela. Cuando la leche comience a hervir, apagamos el fuego y dejamos que repose 10 minutos.
  3. En un bol batimos las yemas de los huevos con el azúcar y añadimos la leche colándola. Solo vamos a emplear las yemas, aunque también se puede hacer con 2 huevos enteros y 2 yemas. En mi caso las claras las empleo luego en una tortilla francesa para el desayuno o la cena.
  4. En esta parte de la preparación, cuando unimos todos los ingredientes , debemos hacerla sin parar de remover ya que la leche estará aún algo caliente y no debemos dejar que el huevo llegue a cuajarse.
  5. Volvemos a verter la mezcla en el cazo y lo ponemos al fuego. Añadimos la fécula de maíz que tenemos reservada y diluida y, sin parar de remover, cocinamos la crema hasta que haya espesado.
  6. Reservamos en la nevera durante por lo menos una hora con un poco de papel film encima para que no se forme costra en la superficie.

Preparación de la crema de chocolate

  1. Preparamos ahora la crema de chocolate. Para ello, en un cazo añadimos el chocolate troceado y la nata. A fuego bajo, sin parar de remover, derretimos todos los ingredientes hasta conseguir una crema lisa y sin grumos.
  2. Retiramos del fuego y añadimos la mantequilla removiendo hasta que se haya derretido. Reservamos.

Montaje de la tarta de galletas y presentación final

  1. Para montar la tarta, y una vez elegido el molde, colocamos una primera capa de galletas en toda la superficie del molde. Las galletas las remojamos ligeramente en leche, sin empaparlas, antes de ponerlas en el molde.
  2. Con la crema ya fría o por lo menos templada, cubrimos con la mitad de la crema pastelera. Colocamos una segunda capa de galletas remojadas en leche y volvemos a cubrir con el resto de la crema.
  3. Es importante que la crema pastelera esté templada o tirando a fría y la crema de chocolate templada. Ya que podrían disolver las galletas o hacer que se movieran de sitio una vez colocadas.
  4. Cubrimos con la última capa de galletas remojadas en leche. Vertemos la crema de chocolate cubriendo toda la superficie. Dejamos que la tarta se enfríe totalmente a temperatura ambiente antes de guardarla en el frigo.

Antes de servir la tarta os aconsejamos que la dejéis fuera del frigo durante unos minutos para que se atempere. Si tenéis un cumple infantil en casa o simplemente un capricho, esta tarta de galletas de la abuela es siempre un acierto.