receta croquetas de jamón

Receta croquetas de jamón 2022

Ingredientes receta croquetas de jamón:

 

  • 1 L de leche entera
  • 200 g nata líquida.
  • 1-2 huesos de jamón que no estén rancios.
  • 100 g mantequilla.
  • 40 g aceite de olvida virgen extra.
  • 200 g cebolla picada muy muy fina.
  • 150 g jamón picado bien fino.
  • 90 g harina.
  • Pimienta recién molida ( blanca o negra ).
  • Nuez moscada molida.
  • Sal.
  • Harina, huevo batido y pan rallado ( para rebozar ).
  • Aceite de oliva virgen extra ( para freír ).

Pasos receta croquetas de jamón:

 

  1. Infusionar la leche y la nata con los huesos de jamón durante 30 minutos.
  2. Fundir la mantequilla con el aceite en una olla.
  3. Añadir la cebolla picada y rehogar 10 minutos.
  4. Añadir el jamón picado y cocinar 10 minutos más.
  5. Añadir la harina y cocinar 5 minutos para que no quede cruda.
  6. incorporar poco a poco la leche con la nata caliente y remover suavemente.
  7. Cuando ya se ha incorporado toda la mezcla de leche y nata, debemos tener una masa de croquetas cremosa, pero no líquida ni densa.
  8. Reservar la masa en una bandeja tapada a piel con papel film y enfriar en la nevera durante 6 horas mínimo.
  9. Bolear la croquetas, y empanar pasándolas por harina, huevo y pan rallado.
  10. Freír en abundante aceite de oliva bien caliente, a unos 180°C.
  11. Sacar sobre papel absorbente y servir.
  12.  

Estaréis de acuerdo con nosotros en que presentar unas buenas croquetas de jamón caseras en cualquier comida o cena es sinónimo de exitazo, el plato queda bien limpio y el cocinero con una satisfacción de trabajo bien hecho. No es de extrañar que gusten tanto las croquetas, porque realmente están muy buenas.

Las croquetas caseras de jamón serrano no tienen ninguna dificultad, aunque sí algo de elaboración pero con un poco de paciencia y toneladas de cariño, van a salir unas croquetas de jamón deliciosas, además como siempre os hemos preparado un paso a paso para que veáis que es muy fácil y tiene poco misterio esta receta.

 
 

La bechamel que preparamos es muy sencilla, no quedan grumos, pero sí cremosa, untuosa y muy sabrosa. Veréis cómo añadimos un poco de cebolla, personalmente nos gusta, aporta textura y sabor, pero es totalmente opcional.

Escribe un comentario